Ir al contenido principal

Tertulia con.....Antonio Andrés Díaz Cantón


 
  
Hoy compartimos un rato de tertulia con Antonio Andrés Díaz Cantón, costalero de la Oración en el Huerto. En la actualidad Capataz de Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza y Ntra. Sra. Virgen del Mar Coronada (Patrona de Almería).

Creo recordar que es Hermano de Estudiantes, Soledad, Silencio y Virgen del Mar.
Su profesión es por todos conocida y ha participado en muchos actos de relevancia cofrade para Almería, como pudo ser el Encuentro Nacional de Cofradías de Penitencia o en la actualidad colaborando con Angustias en los preparativos de su Centenario.

Involucrado al 100% con su Hermandad de Estudiantes, de la que es Teniente de Hermano Mayor, hay que decir, que con cargo o sin él, desde que lo conozco se ha desvivido por la Hermandad. 


Sin más comenzamos la tertulia con un gran conocedor de la historia de nuestra Semana Santa.

¿En qué año te empezaste a vincular con las Cofradías?

En 1982. En un tiempo en el que se aprendía a ser costalero y cofrade al mismo tiempo, estando siempre a disposición de la Hermandad. Y así comencé poco a poco a ir colaborando cada vez más con mi Hermandad de Estudiantes hasta 1993, fecha previa al Cincuentenario Fundacional, año en el ya comienzo a pertenecer a su Junta de Gobierno.

¿Qué recuerdas de tus primeras salidas procesionales, bajo el Señor de la Oración?

El comienzo de algo nuevo, no había nada solo referencias lejanas a pasos como el Nazareno o vía crucis como el de la Pobreza o el Cristo de la Escucha, y los tronos con ruedas, nada más que ruedas. Y de costaleros propiamente dicho solo lo que nos contaba Carlos Galices de sus visitas a la Semana Santa sevillana. Y como todo lo nuevo, pues lleno de errores y de algún que otro acierto. Y sobre todo el respeto, la consideración y el saber escuchar a mis mayores cofrade y costaleramente hablando.
l
 Que significa para ti ESTUDIANTES.

Parte de mi vida, aunque sigue habiendo vida fuera de las cofradías. Soy costalero y capataz por vocación y por devoción. Lo primero que me enseñaron es que antes que costalero hay que ser cofrade, y antes que costalero, capataz y cofrade hay que ser cristiano. Y aunque he intentado siempre separar lo cofrade de lo personal y/o profesional no siempre me he visto correspondido.

¿En qué pasos has salido como costalero?

En la Oración los años 1982 y 1983 como portador al hombro, y desde 1984 hasta 1997 como costalero, además de la Procesión Magna del Viernes Santo del 2005 junto a antiguos amigos y costaleros del Paso que me vio nacer como costalero y cofrade, y junto a costaleros que suelo mandar en el Paso de Palio. ¡Fue una experiencia inolvidable!
En el palio de la Esperanza dos años: 1988 y 1990, en el Resucitado con la cuadrilla de la Oración en 1986, en Soledad dos años (2006 y 2007) y en la actualidad desde este año con Buena Muerte. Además de horquillero en la Virgen de Fátima en el jubileo de las hermandades y cofradías a la Catedral del año 2000 y de la Patrona la Virgen del Mar desde ese mismo año 2000 hasta el año pasado.

Creo que eres un enamorado de los 80, ¿Qué echas de menos?
¿Faltaba algo en aquella época?

Mas que un enamorado es que soy parte de esa primera generación “envenenada” de querer y sentirse costalera. De un tiempo donde se aprendía a ser cofrade al mismo tiempo que costalero, y que conforme han ido pasando los años también han ido cambiando las cosas, y aunque no soy pesimista si soy escéptico con ciertas modas.
No me creo los que anteponen la afición a la devoción, para mi siempre han ido unidas, pero sin devoción no hay nada que hacer. Este es un mundo que me apasiona porque he tenido la suerte de nacer para el mundo cofrade en el seno de una familia que se llama Cofradía de Estudiantes, y además, porque he tenido la inmensa fortuna de hacerlo con determinadas personas que generaron en mi una ilusión que me impulsó a amar este mundo de forma incondicional. Dicen, que los primeros años de un niño son cruciales para el resto de su vida, y eso fue lo que me pasó a mí desde el punto de vista de las cofradías. Después los años han ido pasando, los niños nos hemos ido haciendo mayores, y los que son un poco más mayores, pues todavía más. Hemos tomado incluso caminos que nos han ido distanciando, han surgido diferencias, pero siempre convergemos el Miércoles mas santo del año en la Plaza de la Catedral hacia a nuestras particulares puertas del cielo del templo catedralicio.

¿Cómo encontraste la cuadrilla de la Esperanza a tu llegada?

Muy mermada de efectivos, solo había 16 hombres. 


Si volviéramos en el tiempo, ¿Volverías a coger el paso de la Esperanza?

Diría que no con la "boca chica" y la razón que te dicta la cabeza, porque he ido aprendiendo que primero hay que estar y ver fuera del faldón y observar, escuchar y aprender, y no pasar directamente del mundo de abajo al martillo como fue mi caso. Y con mayúsculas con los sentimientos del corazón, porque sin saberlo me regalaron un boleto premiado y a los años me di cuenta que me había tocado la lotería de la Virgen, la lotería de la gente, de mi gente a la que he conocido y quiero como a mi propia familia, y la lotería del palio, un palio que hoy por hoy se mece al son de “gloria bendita”.

Podrías decir, que ¿lo has llegado a pasar mal?.

Más que mal yo lo afirmaría de superación de algunas adversidades.

¿Consideras que la gente no conoce bien la imagen de Ntro. Señor de la Oración, como para decir que no vale?

Incluso yo mismo he ido evolucionando en mis concepciones devocionales y artísticas del Señor de la Oración en particular y del grupo escultórico en general. En un primer momento era devoción simple y llanamente. Posteriormente el haber participado en los montajes y desmontajes de cultos y de lo pasos procesionales me han hecho ver que desde una posición visual frontal y a la misma altura o ligeramente superior a la línea imaginaria de la visual del Señor, la percepción es totalmente distinta y gana en emotividad y plasticidad, tal y como se ha podido comprobar con lo concebido y ejecutado por la priostía de la Hermandad en el montaje del Miércoles Santo último en el paso. Pero tal vez la fecha de la madrugada del Jueves Santo de 1996, tras el incendio en la Catedral y aunque se sufrieron daños, estos no fueron irreparables, haya sido la que ha echo que esa supervivencia al fuego me haya producido un impacto mayor y que tal y como han ido pasando los años me ratifican más si cabe en una postura conservacionista de que la obra artística se concibió tal y como es, y ese es el legado que tenemos que conservar y mantener a las generaciones futuras. Eso no quita que en un futuro se complete la escena pasional o que por cuestiones técnicas y de conservación y protección del patrimonio hubiera que ejecutar un nuevo conjunto escultórico, no hay que olvidar que estas imágenes no se concibieron para procesionar en pasos a costaleros sino en carrozas a ruedas, pero esto es otra cuestión que decidirán mayoritariamente los hermanos cuando proceda. Finalmente a esto habría que sumarle que es el único grupo escultórico con la técnica del estofado que procesiona en nuestra Semana Santa tal y como se concibió en 1945.  

¿Qué sentiste al tocar el llamador de la Oración y ponerlo en la calle?

La responsabilidad y el compromiso, aunque no lo pude disfrutar por eso mismo por la responsabilidad y el compromiso adquiridos. Y con la satisfacción del deber cumplido a la recogida de la Hermandad y con la Junta de Gobierno que me nombró capataz general de la hermandad. Mi agradecimiento sincero a la cuadrilla que una vez más salió y entró dignamente, y que con los antecedentes y circunstancias pasadas no se les podía exigir más. Y con este ejemplo, que además coincidía con mi veintisiete cumpleaños cofrade como hermano de Estudiantes, se cumplió una vez más esa máxima no escrita pero real como la vida misma en el mundo de nuestras hermandades y cofradías, de que no hay nadie humanamente imprescindible.

¿Patrona?

Hasta que con Manuel Fernández Gil entré de horquillero era solo eso, la Patrona, la Virgen del Mar de todos los almerienses, la que nos pasaron bajo su manto al nacer o cuando niños, la romería a Torregarcía a principios de enero, la que veíamos pasar esperando en la acera a finales de agosto, o el acompañarla en su procesión de alabanzas como miembro de la junta de gobierno de mi Hermandad. Ya de horquillero he tenido la inmensa suerte de coincidir en el tiempo y vivir momentos históricos y ser y sentirme un privilegiado: ¡No se puede ir más cerca de la Virgen del Mar!, Vº Centenario de la aparición, 50 Aniversario de la Coronación Canónica, Bicentenario del Patronazgo de la Ciudad de Almería. Conocer y tratar a los horquilleros y vivir esos momentos juntos bajo ELLA en esta época de madurez personal y cofrade, comprobando una vez más lo que he visto en quienes me precedieron, ser un horquillero más en esta nueva etapa, porque en la Virgen del Mar es solo eso, una etapa más, una que finaliza y otra que se inicia en esta ocasión como capataz.

Como hermano de la Soledad, ¿le quitarías el misterio a la Hermandad?

No, en una ciudad con tan poco bagaje de memoria en general e histórica en particular, porque ya en la memoria cofrade y de la hermanad es parte de ella.

¿Un paso en el que te quedes con ganas de cargar?

Hoy ya no, aunque no descarto aumentar el curriculum.

¿Cogerías el martillo de otro paso que no fuese la Esperanza?

Sí, y salvando las distancias y como muestra ya estoy en el de la Virgen del Mar. Sí.

 

¿Te sientes orgulloso de?

De mi “aprendizaje” con la amistad, sobre todo de un tiempo a esta parte; de los y las que están siempre aunque no los veas todos los días, ahí los tienes siempre cuando los llamas; de mi familia, de mis padres, de Paqui y mis hijas; y de mi gente de los pasos y las cofradías, de los que he aprendido y continúo aprendiendo.

¿Qué túnica crees que te quedaría bien?

La de Estudiantes, ya la llevé en 1998, aunque no disfruté de la experiencia todo lo que hubiera querido, ya que era el Secretario General de la Hermandad con vara y libro de reglas, y además en la presidencia del Paso de Misterio con toda la representación universitaria.

Para terminar:

Oración: Ya lo he comentado anteriormente, donde nací como costalero y cofrade para Estudiantes y la Semana Santa de Almería. Han sido el Cristo de la Oración junto con la influencia de algunas personas las que han querido que yo sea hermano de Estudiantes.

Esperanza: Con su nombre está todo dicho: ESPERANZA, que además dicen que nunca hay que perderla. Incluso para mí que suelo ser muy escéptico y que cuando me lo decían no lo creía por el puro y lógico entendimiento, la Virgen de la Esperanza sí tiene “algo”, ese “algo que todos decimos que tanto nos duele,” ese cariño popular que toda Almería le tiene y que se hace mas palpable en nosotros que la visitamos y convivimos con Ella día a día. Y que en resumen y deteniéndome en las palabras del cofrade es “… sístole y diástole de los almerienses para una Virgen que no necesita maquillaje para estar guapa, ni preocuparse por vestir bien para ser atractiva. No necesita unos zapatos elegantes para impresionar ni complementos que la estilicen como necesita una cara, un cuerpo o unos pies. La Esperanza es mucho más que eso, es, sencillamente, el corazón que da vida a todo” (Suarez Ortiz, J.R. (2009).- Diástole de adviento. http://tertvlio.blogspot.com/2009/12/diastole-de-adviento.html).

Soledad: La fé de mis mayores, la fé y devoción de mi padre hecha cofrade en mi persona. LA devoción penitencial de mi parroquia. Yo quise ser hermano de Soledad por ELLA.  

Consuelo: Hasta el año 2007 había sido media vida oyendo la “historia” de las dos imágenes de Castillo Lastrucci para Almería. Además cuando me asomo entre bambalinas leo la cartela con el bordado de Consuelo de los Afligidos (Consolatrix Aflictorum), y para rematar he sido testigo de una rosa hoy oficial y que hasta hace bien poco volaba en manos casi anónimas en madrugadas de Jueves Santo de un palio de cabildo a un palio franciscano. Es la queridísima devoción de unas personas y de unos amigos de la Hermandad del Silencio de los Franciscanos. Y con mi designación como miembro de la Comisión organizadora del XX Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales y además Comisario de la Procesión Extraordinaria con su imagen, tengo que convencerme, con lo que yo he criticado como “cursilería” cofrade, ¡que la Virgen así lo había querido!  
 FOTOS: MANOLO MORALES, CARLOS GALISTEO Y MANUEL GALISTEO

Comentarios

Entradas populares de este blog

INFO HERMANDAD DEL SILENCIO

Os pongo aquí el enlace para visitar el   Blog del Silencio   Ayer recordaba en sus RRSS los 24 años desde su L Aniversario Fundacional.  Interesante ver a las 2 imágenes de Castillo Lastrucci juntas, somos unos privilegiados de tener estas j oyas en Almería.  Os dejo aquí el enlace   https://twitter.com/SilencioAlmeria/status/1315910390874664960 Fotos: Hermandad del Silencio. 

Cultos en La Coronación

 La Hermandad a través de sus RRSS invita a todos los hermanos/as y simpatizantes.  📆 En Santa María Magdalena. - A las 19:00h. - Los días 16, 17 y 18 de octubre. * Además el día 16 se llevará a cabo la imposición de medallas para los nuevos hermanos.  * El 17, Conrado Mohedano, exaltará a M.ª Stma. de Gracia y Amparo.  * El 18, la imagen de María Santísima, quedará expuesta en Devota Veneración desde las 17h.

ANDAR ALAGRE Y ELEGANTE

Creo y pienso que lo elegante no está reñido con lo alegre y bajo mi punto de vista y como yo entiendo el andar de un paso de palio este vídeo y con estás marchas (Corona de Estrellas,   La Estrella Sublime y Pasa la Virgen Macarena) me ayudan a explicarlo visualmente. Obviamente habrá miles de vídeos más para explicarles, pero a mí se me ha ocurrido este hoy, otro día le tocará a otro, lo que si tengo claro es que el andar de un paso de palio debe ir de la mano con el estilo de la Cofradía en la calle.  Es la Hermandad y no el capataz ni la cuadrilla quién debe fijar un estilo para que se reconozca su Cofradía de lejos. (Vamos al menos esto pienso yo)  Creo que por suerte en Almería ya cada vez más vamos viendo algunas diferencias entre las cuadrillas de palio y eso es algo enriquecedor para nuestra Semana Santa. El paso de palio no debe pararse ni arrancar con brusquedad, todo debe estar medido, las vueltas o las reviras se deben hacer siempre al son, hay que